Debido al coronavirus, el gobernador del estado de Jalisco, ordenó que las personas se quedaran en sus casas durante cinco días, cuatro actores y dos actrices de Sexmex llamadas Angie Miller y Penny Love, quedaron en cuarentena debido a esto, el equipo de Sexmex, se encargará de grabar todos los encuentro sexuales que sucedan durantes estos días, los cuales pueden ser mas calientes que las historias de ficción
Jorge Metralla sale de bañarse y se encuentra dentro de su habitación a su tia Angie Miller que lo está esperando completamente lista para coger y enseñarle nuevas cosas. Todo el mundo sabe que estas mexicanas de pechos increibles y culos tremendos siempre tienen preparado el coño, vamos completamente húmedo.
Jorge, el sobrino de Lucían llega a su casa a hospedarse durante un par de días, su tía Angie Miller lleva años sin verlo, al verlo mas grande le llama la atención sexualmente, despierta en ella una fantasía que tenía, cogerse a jovenes virgenes. Es increíble ver una escena de esta productora mexicana. Puedes ver la primera parte en el siguiente Enlace
Angie Miller acaba de llegar a casa de su hermano y está muy cachonda, su coño esta bien húmedo para recibir las embestidas de una polla joven. Así que aprovecha que su marido y su hermano andan de viaje para seducir a su sobrino y que esta le meta su gran polla joven en su coño bien mojado y preparado, para hacer que este joven afortunado no tarde ni un segundo en descargar toda su lefa caliente, esta se lo agradecerá.
Angie Miller ya no puede ni siquiera ver la T.V. en paz sin que su primo cachondo le quiera meter la verga. En un principio ella no quiere saber nada de su primo, pero piensa que ya que no puede ver la T.V. también puede catar la verga de su primo. Siempre desde diferentes posiciones hasta descargar toda la lefa...
Angie Miller and Mariana Martix are getting ready to fuck a monster cock, but before they do they warm up by sucking each others tits and ass. After the girls got ready we rushed in Ramon for these two beauties to get some dick. To end with an abundant discharge of semen of equal size from the lucky man's cock.